Objetivos

Objetivo General:

Reducir los factores de riesgo que aumentan la posibilidad de que ocurran actos violentos y delictivos, así como fortalecer los factores de protección ante los mismos. Consiste en la implementación de estrategias de prevención social que atienden estos problemas desde la raíz y actúa de forma complementaria con las estrategias de contención y control ejercidas por el Estado e incorpora la participación activa y decidida de todos los actores de nuestra sociedad en su diseño, implementación y evaluación, adoptando así un enfoque integral de seguridad ciudadana.

Parte de un diagnóstico que identifica factores de riesgo, territorios y poblaciones de atención prioritaria para las que se plantean acciones específicas en los ámbitos individual, familiar, escolar, comunitario e institucional.

 

5 Objetivos particulares para la prevención social de la violencia y la delincuencia:

1. Incrementar la corresponsabilidad y participación ciudadana.

Promoviendo la cultura de paz, la cultura de legalidad y la convivencia ciudadana.

2. Reducir la vulnerabilidad ante la violencia y la delincuencia en poblaciones prioritarias.

Niñas, niños, Adolescentes, Jóvenes, Mujeres, Víctimas de violencia, Población en reclusión, entre otros.

3. Generar entornos que favorezcan la convivencia.

Recuperación y apropiación de los espacios, prevención situacional y modelos de policía de proximidad.

4. Fortalecer capacidades institucionales para la prevención social.

Formación y capacitación de equipos técnicos, homologación y sistematización de información, diseño e implementación de mecanismos de seguimiento y evaluación.

5. Asegurar una coordinación efectiva.

Entre los 3 órdenes de Gobierno.

 

Última modificación:
Jueves 20 de noviembre de 2014 a las 18:50:42 por Susana Jiménez Salgado